Azúcar invertido

Como habéis visto por Internet muchas recetas de repostería contienen glucosa o jarabe de maíz, que es difícil de conseguir. Como sustituto a este ingrediente se utiliza azúcar invertido, que lo podemos realizar en casa.

El azúcar invertido tiene bastantes utilidades, una de ellas es usada para hacer helados, ya que inhibe la cristalización de los azúcares, y además contribuye a que los cristales de hielo sean más pequeños, dándole más cremosidad al helado.

También se puede utilizar como sustituto del azúcar en postres ya que endulza un 30% más que el azúcar.

Su realización es muy sencilla. Se puede utilizar los gasificantes de toda la vida, tanto el tigre como el del mercadona, etc. La media cucharadita se sustituirá por un sobre del que corresponda.

Los ingredientes son:

  • 400gr de azúcar.
  • 170ml de agua mineral, no del grifo, muy importante.
  • ½ cucharadita de ácido cítrico.
  • ½ cucharadita de bicarbonato.

En un cazo, mezcla el azúcar con el ácido, el agua mineral, y mezcla bien. Poner el cazo a fuego medio-alto y lleva a ebullición pero sin dejar de remover. En el momento en que rompa a hervir, retira el cazo del fuego e introduce un termómetro de cocina en él. Dejarlo enfriar hasta que alcance 50-60ºC.

Cuando la mezcla esté entre 50-60ºC saca el termómetro y añades el bicarbonato. Remover y se formará una espuma espesa y blanca. Deja reposar hasta que la espuma se diluya completamente y obtengamos una mezcla amarillenta y transparente. Vierte la mezcla en un recipiente hermético y deja enfriar por completo.

Conserva en un lugar fresco, seco y a temperatura ambiente. Se mantendrá hasta 6 meses si lo cierras hermético después de cada uso.

Sin respuestas a "Azúcar invertido"

    Deja un comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.