Tarta de queso japonesa

Este postre hinchable, también conocido como pastel de algodón japonés, es asombrosamente ligera y, cuando se cocina y se enfría, se sacudirá como el más suave de los productos. Es similar a un pastel de ángel, pero aún más aireado y sorprendentemente resistente, a diferencia del soufflé mucho más sensible, que es propenso a colapsarse.

La tarda es menos dulce que una tarta de queso normal, lo que resulta en menos calorías y lo convierte en un postre imprescindible para aquellos que miran la báscula. Este tiene solo un toque de limón, pero se puede cambiar por lima o una pizca de licor si lo desea.

Tarta de queso japonesa

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 2 horas
Comensales: 12

Ingredientes

  • Masa
  • 250 gramos de queso crema.
  • 6 yemas de huevo.
  • 70 gramos de azúcar glass.
  • 60 gramos de mantequilla sin sal.
  • 100 ml de leche.
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón.
  • 60 gramos de harina de repostería.
  • 20 gramos de maicena.
  • 1/4 cucharadita de sal.
  • Merengue
  • 6 claras de huevo.
  • 1/4 cucharadita de ácido cítrico.
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 70 gramos de azúcar glass.

Preparación

  1. Precalentar el horno a 200° C. Engrasar un molde para pasteles alto con mantequilla y cubrir el fondo y los laterales con papel de hornear.
  2. Batir el queso crema hasta que esté suave, agregar las yemas, 70 gramos de azúcar glass y batir.
  3. Calentar la leche y la mantequilla en el microondas 1 minuto al máximo, agregar a la masa y batir.
  4. Agregue la sal, el zumo de limón, la ralladura de limón y batir.
  5. Tamizar la harina y la maicena y mezclar hasta que esté todo integrado.
  6. Batir las claras hasta que estén espumosas, agregar el ácido cítrico y el bicarbonato, batir hasta que vuelva a estar espumoso, agregar poco a poco 70 gramos de azúcar glass y batir hasta montar las claras y obtener picos suaves.
  7. Mezclar con la masa en 3 veces. Verter en el molde y tocar el molde contra la encimera para liberar burbujas de aire.
  8. Hornear al baño maría en la rejilla inferior en una temperatura de 200° C durante 18 minutos, luego bajar a 140° C durante otros 30 minutos (dejar que el calor en el horno baje gradualmente con la puerta cerrada) y apagar el horno y dejarlo en el cerrado durante otros 30 minutos más. Retirar el baño maría y abrir la puerta del horno ligeramente al final de la cocción durante otros 30 minutos hasta que la tarta se enfríe.

Observaciones

Se puede sustituir el ácido cítrico y el bicarbonato sódico por 1/2 cucharadita de gasificante.

Sin respuestas a "Tarta de queso japonesa"

    Deja un comentario

    Su dirección de correo electrónico no será publicada.